El seguro más adecuado para tu negocio

15 abril, 2016

Hay muchas situaciones que hay que plantearse para que un negocio no corra peligro ante los riesgos a los que, como cualquier empresa, está expuesto. Problemas como un robo, un incendio, la contaminación de los productos, ensayos clínicos con resultados negativos, etc… pueden hacer peligrar la continuidad de la empresa. Por ello hay que estudiar el sector y sus riesgos para optar por las coberturas que mejor se adapten. En este panorama, la función del corredor es clave, ya que son muchos los factores que se deben tener en cuenta para identificar y cuantificar los riesgos y así ajustar la póliza al tamaño y necesidades de la empresa.

Existen una serie de seguros obligatorios en prácticamente todos los negocios: el de accidentes de convenio si se tienen empleados, el de responsabilidad civil, la cobertura de automoción si se tiene algún vehículo para desarrollar la actividad…

Es recomendable tener un seguro multirriesgo que responda ante daños producidos tras incendios, explosiones, robos o fenómenos atmosféricos. También suele incluir otras garantías, como las pérdidas por el paro de la actividad debido a un imprevisto. El coste varia según la naturaleza del siniestro, la actividad de la empresa, la ubicación y los capitales a asegurar.